Inconvenientes de los tratamientos de depilación doméstica

Inconvenientes de los tratamientos de depilación doméstica

¿Estás buscando un centro de depilación láser en Almeria? ¿Has pensado en comprar tu propia máquina de luz pulsada? Cada vez aparecen más aparatos que permiten aplicarte tratamientos de fotodepilación para eliminar el vello de forma, sin embargo, existen una serie de inconvenientes que debes conocer.

Debido a su reciente aparición, seguro que tienes dudas acerca de su eficacia y forma de uso. Lo primero que debes saber es que, como podrás imaginar, su funcionamiento difiere bastante del que puedes recibir en centros de depilación láser en Almeria. Seguro que esto ya lo sabías.

Principales desventajas de la depilación doméstica:

- Lo primero que debes saber es que necesitarás mucho tiempo para eliminar el vello comparado con los tratamientos que se aplican en cabina.

- Este tipo de aparatos tienen una vida limitada y tras un determinado número de usos no servirá absolutamente para nada a menos que adquieras uno nuevo.

- No son aptos para todas las zonas del cuerpo, especialmente zonas sensibles donde es necesario actuar con mucha precaución.

- Su eficacia depende en gran medida del tipo de piel. Las personas con tonos más claros y más oscuros no obtendrán seguramente los resultados deseados.

Existen una serie de contraindicaciones que también es necesario conocer:

- Las personas con fotosensibilidad no deberían emplear este tipo de aparatos.

- Ten mucha precaución si estás recibiendo determinados tipos de tratamientos farmacológicos o cosméticos.

- Su uso está contraindicado a mujeres en período de gestación o lactancia.

Como veis la fotodepilación doméstica no es un juego y, desde luego, es mejor ponerse en manos de profesionales que sepan analizar las características particulares de tu piel y ajustar el tratamiento para una eficacia garantizada y sin peligro.

En Dplaser contamos con un equipo de profesionales y expertos certificados y formados para ofrecerte un tratamiento personalizado. Es necesario ser precavidos porque a veces lo barato sale demasiado caro.